Monster Brawl (2011)


El torneo de lucha libre más soporífero de la historia está a punto de comenzar y ni siquiera podremos deleitarnos con los trasnochados chascarrillos del inefable Hector del Mar.


En un cementerio de cartón piedra va a tener lugar un épico torneo de wrestling. Aquí no lucirá calva y mostacho Hulk Hogan ni aparecerá John Cena con su corte de pelo de 50 centavos;los que pelearán por el codiciado cinturón de plástico tipo WWE serán ocho monstruos clásicos de las películas de terror.


Al lado del ring tenemos una especie de barraca de madera en la que se sientan los dos tipejos que comentan los combates.Por un lado está el narrador,Buzz Chambers, que se dedica básicamente a beber ron de una petaca mientras da paso a su compañero de tertulia.Por el otro "Sasquatch" Tucker, un supuesto ex-luchador sureño con sombrero de cow-boy y mandíbula batiente.Vaya por delante que los dos tienen menos gracia que los chistes del gordo de Cruz y Raya, por lo que sus intervenciones resultan cansinas hasta la extenuación.
El Blu-Ray de la película contiene varias interesantes escenas eliminadas como esta,en la que uno de los comentaristas intenta quitarse la vida tras leer los últimos cambios realizados en el guión.



Para introducir los combates tenemos a Jimmy Hart, personajillo al que los auténticos aficionados al wrestling recordarán como el manager repelente de la WWF que llevaba siempre un megáfono y unos atuendos de lo más estrafalario.Estará flanqueado por dos mujeres florero en bikini que se dedican a realizar movimientos de cadera ortopédicos y a dejarse sobar solapadamente.



Antes de cada combate se emite un pequeño vídeo de cada contendiente a modo de introducción,en la que se nos desvela un poco más de la vida del monstruo y sus motivaciones para ganar el campeonato.




La cara que se le quedó al pobre Jimmy cuando el productor le informó de que no cobraría en especie.





Y poco más hay que que contar...Los combates se suceden de forma lenta y dolorosa, hasta que uno de los engendros se hace con el título absoluto y fin de la historia.






"Monster Brawl" es una de las peores películas que un aficionado al cine fantástico o de terror se puede llevar a la boca. La idea de combinar en una comedia de terror combates de lucha libre con monstruos legendarios como la momia o frankenstein resulta llamativa,pero el modo en que se lleva a cabo es nefasto.



La mecánica de la película es idéntica a la de un programa de WWE Raw: presentación de los combates,dúo de comentaristas soltando gilipolleces y combates más falsos que un duro de madera. El problema es que la producción está a años luz de la que nos ofrece este tipo de entretenimiento,lo que se traduce en unos decorados peores que los de "Amar en tiempos revueltos",unos efectos chuscos y escasos y menos extras que en "Commando".




Para colmo ni siquiera las luchas en sí resultan interesantes,limitándose únicamente a intercambios de puñetazos,patadas y empujones,aderezados con los gruñidos de las enajenadas bestias.

La falta alarmante de ideas de los guionistas queda patente en las introducciones antes de los combates; un mero relleno para alcanzar la hora y media de metraje, que no aporta nada y da vergüenza ajena en más de una ocasión.

Sin extenderme más diré que este sub-producto canadiense decepcionará tanto a seguidores del wrestling americano como a los aficionados al cine de terror en general.Evitad esta calamidad a toda costa.

Cualquier película de lucha o artes marciales decente es mejor que esto,pero si nos ceñimos a los torneos de lucha con toques fantásticos una buena opción sería Mortal Kombat (1995).Otra alternativa interesante sería "El círculo de hierro" (1978),una antiguo proyecto de Bruce Lee que mezcla kárate y fantasía orientales;protagonizado por el difunto David Carradine.



Quemaduras,mordiscos de zombies,alguna cabeza arrancada,sangre y disparos.





 

0 comentarios :

Comentarios,amenazas,agradecimientos...