El regreso de los muertos vivientes 3 (1993)


Amor adolescente y experimentos de dudosa moral se dan cita en el cierre de una de las mejores trilogías del sub-género zombie.


Curt es un adolescente de pelo grasiento y cazadora de cuero con tachuelas que no se lleva muy bien con su progenitor. Evidentemente es una etapa por la que todo hombre ha pasado,pero en su caso esta relación distante se debe principalmente al peculiar trabajo del cabeza de familia.


El coronel Reynolds tiene a su cargo a un grupo de científicos que experimenta con cadáveres con fines militares. Para ser más exactos exponen los cuerpos putrefactos a una toxina que tiene la capacidad de reanimar la carne muerta,de este modo consiguen unos soldados baratos y se ahorran un buen dinero en chalecos antibalas,cascos y demás equipamiento.
Uno empieza comiendo "Steak Tartare" y termina haciendo esto...

Un empleo de esta magnitud y con tantas responsabilidades exige al coronel pasar prácticamente el día entero fuera de casa,y eso a Curt no le hace mucha gracia,máxime si tenemos en cuenta que su madre falleció hace poco y el joven está necesitado de cariño.

Afortunadamente el chaval conseguirá llenar ese vacío sentimental gracias a Julie,una adolescente de buen ver,amante de las emociones fuertes.

Tratamiento experimental para combatir la migraña llevado a cabo en los laboratorios Bayer


Cuando la vida de Curt parece enderezarse, un ridículo accidente de moto le arrebatará a su novia.
Deseperado y hundido,se colará en el laboratorio de su padre y hará uso de la toxina para recuperar a su novia. Una brillante idea que tendrá nefastas consecuencias.
-Actuaciones por encima de la media,sobresaliendo por encima de las demás la de Melinda Clarke.
-Los 2 millones de dólares de presupuesto se invirtieron bien,y podremos disfrutar de unos efectos y un maquillaje dignos de la mejor de las series "b".
-Los desnudos de la protagonista.
- Interesante historia de amor, fatalidad y desesperación,que resulta todo un acierto y aporta un mayor peso a la trama.

-Que Brian Yuzna no haya vuelto a hacer una película de este nivel.

-"Frankenhooker" (1990): Un estudiante de medicina pierde a su novia en un trágico accidente y decide recomponer su destrozado cuerpo con partes de cuerpos de prostitutas a las que previamente tendrá que matar.

-"La novia de Re-animator" (1990): Secuela en la que el Doctor West usará el corazón de la ex-novia del doctor Cain para crear a la mujer perfecta,partiendo de un muerto eso sí.

Zombies, mutantes, transformaciones,cabezas reventadas,sesos desparramados...Efectos en abundancia y de gran calidad. ¿Acaso se puede pedir más?

Veremos los pechos de Melinda Clarke un par de veces: en una escena de cama al comienzo de la película,y cuando se acerca el final y la pobre está perdiendo el control de sus instintos.
Una última entrega de esta trilogía iniciada por Dan O' Bannon más que sorprendente. Excelentes efectos a cargo de "Screaming Mad George",una historia original dentro del sub-género y una atractiva protagonista que está fabulosa en su papel. 
Un "must see" para los amantes del cine con "Z " mayúscula.


 




0 comentarios :

Comentarios,amenazas,agradecimientos...