Secuelas ilegítimas: Inglorious Bastards 2 (1987)






A raíz del estreno de "Inglorious Basterds" (2009) ,surgió una fiebre por hacerse con una copia de la película en la que Quentin Tarantino supuestamente se inspiró: "Inglorious Bastards" (1978) o como se título en España, "Aquel maldito tren blindado".
Lo cierto es que la cinta de Tarantino poco o nada tenía que ver con la de 1978.Esta producción italiana era más bien una versión libre (y barata) de algunas míticas películas bélicas de los 70 como "Los violentos de Kelly" o "Doce del patíbulo".

El filme contaba como un grupo de desertores del ejército americano a punto de ser encarcelados, aprovechaban un bombardeo para huir hacia la frontera Suiza.
Durante la huida se topaban con un comando infiltrado,disfrazado con uniformes alemanes al que terminaban eliminando sin piedad.




A este le pasó como a "Brandon Lee", le dispararon con una bala de verdad...¿o se suicidó tras leer el guión? Es un incidente que nunca pudo esclarecerse.

Poco después de la matanza,el grupo de fugados se cruzaba con soldados de la resistencia francesa que les confundían con el comando que acaban de eliminar y les informaban de su nueva misión: asaltar un tren blindado alemán y sustraer el giroscopio de un potente misil de enorme poder destructivo.
A los tipos no les quedaba otro remedio que aceptar y llevar a cabo con éxito la misión para poder escapar.

Un argumento rocambolesco,propio del cine exploitation bélico italiano de la época.
Una cinta de serie B entretenida,que jamás tuvo secuela.¿Jamás? 

Diez años después de su estreno, el director italiano Stelvio Massi, conocido por otras exploitation desvergonzadas como "Y ahora le llaman Aleluya" (1971), western casposo que trataba de aprovechar el éxito de la inolvidable "Le llamaban Trinidad", o "Cobra Negro" (1987) un rip-off descarado de la cinta de Stallone "Cobra,el brazo fuerte de la ley" (1986),rodó "Eroi dell'inferno",o como se distribuyó internacionalmente "Inglorious Bastards 2 : Hell's Heroes".


No..no es Jack Palance,pero podría haberlo sido,al fin y al cabo terminó rodando excrementos cinematográficos de la talla de "Llegan sin avisar" (1980) o "Cocaine Cowboys" (1979).

Obviamente el largometraje no tenía nada que ver con su predecesor. El único nexo de unión era la aparición de la estrella del cine "blaxploitation" Fred Williamson,protagonista de la cinta de 1978 y que aquí ejerce más bien de secundario.
Esta clase de coincidencias en el casting, lejos de ser casuales,constituían una práctica habitual en la época, con la clara intención de crear cierta confusión en el ávido consumidor de VHS de antaño, que apenas disponía de información para comprobar si una secuela era oficial,o si en realidad se trataba de un burdo intento por ganar unas cuantas liras.

Ciñéndonos al argumento de esta secuela falsa,"Inglorious Bastards 2" relataba las andanzas del sargento Darkin,un militar abnegado que viajaba en barco por aguas vietnamitas, escoltando a un senador estadounidense. Cuando la embarcación echa el ancla en la orilla de un pueblo,el séquito es atacado y masacrado por la resistencia del lugar. Darkin por su parte es alcanzado por la onda expansiva de una explosión,y termina semi-inconsciente flotando en el océano. Tras varias horas luchando por sobrevivir,es rescatado y denuncia lo ocurrido ante su superior.

El alto mando en lugar de mandar al séptimo de caballería al lugar del conflicto,decide encarcelar al pobre Darkin por alta traición y deserción.

Entre rejas conocerá a una pandilla de soldados renegados dispuestos a escaparse con él a través de la frondosa jungla.


Debido a lo reducido del presupuesto no se pudo contratar servicio de catering.Los actores tuvieron que alimentarse a base de mantequilla de cacahuete caducada y suelas de zapato cocidas.Las largas jornadas de rodaje hicieron el resto.

La película se resumía en una ensalada de tiros,frases vacías,vestuario chapucero y explosiones más falsas que las que había en "Commando" (1985).
Sin embargo,lo más recordado de este filme fue el uso y abuso que el señor Massi hizo de la infame técnica del "day for night",es decir rodar las escenas que supuestamente tenían que desarrollarse por la noche, a plena luz del día, y luego oscurecer la imagen y rezar para que nadie apreciase la diferencia.
El resultado,como no podía ser de otra manera fue lamentable: cielos azules apocalípticos y rostros dificilmente identificables. Estas escenas suponían más de la mitad de la película,haciendo su visionado más angustioso si cabe.

En síntesis,"Inglorious Bastards 2: Hell's Heroes" es un hijo putativo incapaz de engañar a nadie hoy en día. Desgraciadamente,hace casi tres décadas, consiguió pillar a más de uno por sorpresa.
Estáis avisados.





















2 comentarios :

Rafael Hernández dijo...

lo de las escenas rodadas por la noche da miedo.no se sabe quien es quien.como pudieron sacarlo en vhs con esa calidad...jejej.por eso los ochenta molaban!

HORRORFANATICO dijo...

La verdad es que en los 90,cuando te acercabas al videoclub y alquilabas algo,te podías encontrar de todo,sobre todo si la copia era de alguna distribuidora rara.La cosa se convertía en toda una aventura jeje

Comentarios,amenazas,agradecimientos...