Campo de exterminio / Dead End Drive-in (1986)


El Mad Max del autocine.

El mundo actual es un auténtico caos. El paro se ha extendido de forma alarmante,las catástrofes provocadas por el hombre y los conflictos bélicos han arruinado la economía mundial. 
Con este panorama la escalada de la delincuencia ha sido algo inevitable.
Las calles parecen campos de batalla, y la policía se desentiende prácticamente de todo.

Crabs,un adolescente sin empleo y esmirriado sueña ser como su hermano mayor Frank.


A falta de cabina de rayos uva buenos son un par de espejos retrovisores.

Frank es un fornido treintañero dueño de su propio negocio: una empresa de grúas que se dedica a recoger coches siniestrados segundos después ocurrir el accidente. Sin embargo el negocio, aunque lucrativo, no está exento de peligrosidad. Y es que la competencia por hacerse con esos montones de chatarra es feroz. Aún así,Crabs se entrena todos los días para subir de peso y ganarse el respeto de su hermano mayor.

Un buen día Frank lleva a su espectacular novia Carmen a un autocine,aprovechando el descuento que hacen para los parados, con la intención de aprovechar la oscuridad del lugar para retozar un poco con ella en el asiento trasero de su Chevy del 56'.

¿De qué os extrañáis? Siempre se ha dicho que los mejores deportistas salen de los entornos más desfavorecidos...incluso los jugadores de cricket y los golfistas callejeros.

Sin embargo lo que parecía una noche idílica a la luz del proyector se convertirá en una auténtica pesadilla, y es que unos desconocidos robarán las ruedas del coche de nuestro protagonista impidiendo que pueda volver a casa.

Al pedir explicaciones al conserje descubrirá que el hurto no ha sido una casualidad, y que todo aquél que entra en el cine jamás sale de él.

-Banda sonora estelar,con temas ochenteros desconocidos pero legendarios,sintetizadores etc.
-Escenas de acción y explosiones dignas de producciones de mayor presupuesto.
-Estética única e irrepetible.

-Algún desnudos más hubiese supuesto rozar la perfección.
Frank: "Te sentará mal".
Crabs: "Me pongo en forma".
Madre: "Eres pequeño Jimmy,eres pequeño como tu padre.Es algo natural".
Crabs: "Me haré grande".
Madre: "Tú nunca serás como Frank. Él es grande y fuerte.Tú eres pequeño".
Crabs: "Me haré grande..con la gimnasia".
Madre: "Corres,boxeas,comes...pero eres pequeño".


Hazza: "Guardad silencio todos,por favor.Gracias.Bien,todos sabemos por qué estamos aquí.¿No? En este sitio,antes de que llegaran los asiáticos,antes de dejarles entrar en cantidad,teníamos un rollo bastante bueno ¿verdad? No digo que fuera perfecto,pero...perdón por mi lenguaje,era más de puta madre que estar viviendo con una manada de comedores de arroz que viene de un tugurio de Vietnam".

-"Callejón Mortal" (1977): Tras la tercera guerra mundial, un grupo de supervivientes trata de atravesar el desierto en busca de más gente viva, arriesgando sus vidas y luchando contra la climatología hostil y combatiendo a plantas y animales mutados por la radiación.
-"El imperio de neón" (1991):Un fallido experimento del gobierno ha devastado la Tierra por completo. Sin capa de ozono,salir a la superficie es un suicidio. Un grupo de valientes tratará de escapar de la ciudad de Jericho en dirección a Neon City,donde se dice que la calidad de vida es mucho mejor.


Las escenas de acción y persecuciones están muy bien rodadas.Tendremos explosiones y tiroteos por doquier.
Las peleas dejan un poco que desear y el gore es inexistente al margen de un par de heridas por escopeta y alguna salpicadura de sangre.


La bella protagonista principal nos enseña su busto nada más comenzar la película.Una lástima que no se prodigue más.
En una escena se nos muestra el interior de las duchas comunitarias,donde podremos ver el pecho de una mujer mientras se enjabona el cuerpo.



"Campo de exterminio" es un filme que mezcla lo mejor del cine post-apocalíptico con la estética punk de los ochenta.
Esta producción australiana consigue un ambiente insuperable,apoyándose en una banda sonora soberbia,unas escenas de acción eficaces y bien rodadas, un vestuario de lo más estrafalario y personajes estrambóticos a diestro y siniestro.

Seamos sinceros,una largometraje ambientado exclusivamente en un cine al aire libre,puede ser un auténtico fiasco,sin embargo lo que aquí tenemos es una verdadera obra de culto que deja en el espectador ese regusto que sólo ciertos largometrajes de la época eran capaces de conseguir.

En resumen,si os consideráis fanáticos de los ochenta, y del cine de serie b, "Dead end drive-in" no debería faltar en vuestra colección.





 

1 comentarios :

Hannibal dijo...

No estuvo mal para mi gusto

Comentarios,amenazas,agradecimientos...