Original vs Remake: La noche de los demonios



"Night of the demons" fue una cinta vapuleada por la prensa especializada hace más de dos décadas. Pese a esas furibundas opiniones y a exhibirse en un reducido número de salas, el largometraje tuvo bastante éxito, logrando recaudar el triple de lo que había costado.
Con el paso de los años se fue convirtiendo poco a poco en un filme de culto, dando origen incluso a un par de secuelas.

Lo que pocos esperábamos es que dos décadas después alguien rescatase esta joya ochentera para hacer un remake. Pero en 2009 algún productor escaso de ideas desempolvó su viejo reproductor de "VHS" para tratar de obtener un poco de "inspiración". ¿El resultado? Un remake con un puñado de actores venidos a menos que trataba de mantenerse fiel al original.
¿Consiguió capturar el espíritu de su predecesora o simplemente se limitó a copiar su fórmula para sacar unos cuantos dólares de forma fácil?


El largometraje original situaba la acción en una vieja mansión abandonada que en su día funcionó como funeraria, con cementerio,capilla y crematorio incluidos. La de 2009 simplemente era una casa colonial de dos plantas abandonada que unas juerguistas alquilan para dar una fiesta la noche de Halloween.

Lo cierto es que el ambiente oscuro y aterrador de la primera no tiene rival, y como muestra esta escena en la que una de las protagonistas trata de esconderse de los demonios en la capilla.


video






La escena que hizo famosa a esta película tenía como protagonistas un lápiz de labios y un pezón. Los que la vieron en su momento seguro que a día de hoy todavía la recuerdan.
 Para ser una cinta de bajo presupuesto la escena estaba muy lograda, y lo más importante, era ciertamente inquietante.
Como no podía ser de otra manera los guionistas del "remake" decidieron incluirla en la película,dando eso si una pequeña vuelta de tuerca.
Hay que reconocer que lo que pierde en ingenio lo gana en repugnancia.


video


Desde los primeros créditos nos damos cuenta de que "Night of the Demons" (1988) no va a defraudar en este apartado. Rock ochentero y sintetizadores van de la mano para crear una atmósfera irrepetible.
En el remake optaron por saturarnos con Hevy Metal de tercera fila, sin alma, compuesto para la ocasión y con unas letras que dan vergüenza ajena.
Observando los primeros minutos del clásico comprenderéis el abismo que existe entre las dos en este punto.


video




Seamos sinceros, tomar en serio ciertas películas de serie B resulta en ocasiones bastante complicado, ya sea por lo disparatado de su trama, por las malas actuaciones de sus intérpretes o por sus efectos chapuceros. Por lo tanto nunca está de más rebajar la seriedad de la película intercalando alguna escena cómica en la trama. 
Este recurso era muy habitual en el cine de los 80, donde no faltaban los típicos secundarios cómicos que morían a las primeras de cambio, o las escenas picantes absurdas con mujeres ligeras de ropa.
En la original hay varios momentos casposos que nos sacan más de una sonrisa, sin embargo en la de 2009, excluyendo la conversación que tiene Edward Furlong con un camello al que le están realizando una felación en su despacho, no hay mucho donde elegir.

video


Uno piensa que si Shannon Elizabeth ha mostrado sus pechos prácticamente cada vez que ha hecho una película, "Night of the Demons" (2009) no iba a ser la excepción. Craso error. La grácil actriz se pasa la película entera poniendo cara de libidinosa, pero al final no enseña ni el canalillo.
Ni tan siquiera sus compañeras de reparto, que por sus escasas dotes para la interpretación y su recauchutada figura intuyo que proceden del cine para adultos, enseñan un ápice de su anatomía.

Los desnudos en la cinta de los 80' se pueden contar con los dedos de una mano, pero al menos existen, cosa que se agradece.

video



Como habéis podido apreciar, "La noche de los demonios" (1988) es tan superior al "remake" que uno se pregunta si era necesario actualizar este clásico del terror ochentero, o al menos, hacerlo de esta forma.

La cinta original estaba lejos de ser perfecta, pero al menos lograba su objetivo: entretener.
Esta nueva versión solo sirve para ver a unos cuantos desahuciados y desmotivados actores deambular por los pasillos de una polvorienta casa, recitar sus frases de forma inexpresiva y meter unos cuantos berridos para añadir dramatismo.

Ni tan siquiera los adelantos de la técnica sirven para subir el nivel de esta casposa producción. A veces resulta más verosímil un buen maquillaje que ciertos efectos digitales chapuceros.







4 comentarios :

Rafa Hernández dijo...

estamos bastante de acuerdo.yo cuando vi la de 2009 me la esperaba bastante peor.de todas formas sigue siendo muy inferior a la de los ochenta. un saludo!!

HORRORFANATICO dijo...

Yo al menos creí que tirarían por la calle del gore y los desnudos a go-go...pero finalmente no fue así.Quizá tuvo que ver bastante que quisieran sacarla en cines. Igual si hubiera ido directa a DVD hubiera sido más gamberra.¡Saludos!

Dave-G dijo...

tioooooo no compares, no compareeeees, la del 88 mucho mejor sin ver la otra ya te lo imaginas jeje

HORRORFANATICO dijo...

La verdad es que si,pero uno tiene la esperanza de que por lo menos haya una buena ración de sangre y desnudos..pero ni por esas (;

Comentarios,amenazas,agradecimientos...