Silk (2006)

El mismo perro con distinto collar.

Un científico taiwanés llamado Hashimoto dirige un extraño grupo de investigación secreto dependiente del gobierno. Su objetivo principal es el de documentar gráficamente la existencia de fantasmas.
Para ello contrata a un fotógrafo experto que,con su cámara especial se desplaza por medio mundo para captar la ansiada instantánea de un espectro.

Cuando logran encontrar supuestamente al ente vaporoso, en este caso un niño de unos diez años, su objetivo será intentar aislarlo para poder estudiar su comportamiento. El único modo de encerrar al espíritu es con la ayuda del cubo de Menger,un artilugio hecho de proteína humana que entre otras cosas tiene la capacidad de atraer y canalizar cualquier tipo de energía (lo que aquí se traduce en poder ver y aprisionar fantasmas).

Debemos desdramatizar el tema de las operaciones quirúrgicas. Los cirujanos son gente profesional y con mucho tacto,que tratan al paciente como si fuera de su propia familia...


Gracias a ese invento Hashimoto conseguirá aislar al niño y analizar sus movimientos. Sin embargo es incapaz de descifrar las palabras del muchacho,por lo tanto decide contratar al especialista en lectura de labios Tung para que le eche una mano.

El desconocimiento de la cultura oriental hace que a día de hoy siga habiendo mucha gente que especula con el destino de los cadáveres de los ciudadanos de esa parte del mundo que residen en el extranjero.


Hashimoto ha descubierto que los humanos liberan una cierta cantidad de energía al morir que se desvanece a los pocos segundos. Sin embargo la energía del niño al que están monitorizando sigue ahí día tras día.

La misión del detective Tung será averiguar cómo murió el muchacho para comprender por que sigue en el mundo de los vivos.

-Aporta ciertas ideas frescas al manido género de los fantasmas de pelo largo.


-Se va disolviendo como un azucarillo hasta convertirse en un calco de otros filmes del género.
-Se abusa de los efectos digitales, y algunos son de vergüenza ajena.


Hashimoto: "Los humanos tienen derechos. Los fantasmas también deberían tenerlos."
-"R-Point" (2004): Una base militar coreana recibe una trasmisión de radio de un aeroplano que se creía estrellado. Los altos mandos mandarán a un equipo a la zona para desentrañar el misterio.

-"The Black house" (1999): Un agente de seguros recibe la extraña llamada de una mujer preguntando sobre si la póliza que tiene contratada cubriría su suicidio. Alarmado, el hombre acudirá a la casa de la señora donde hallará al hijo de ésta colgado.



Los efectos digitales funcionan en ocasiones,en otras como en la escena del choque del coche o en ciertas apariciones fantasmagóricas dejan bastante que desear.
Hay unos cuantos disparos,una autopsia de un cadáver bastante lograda,heridas y algún que otro chorro de sangre.


Ni uno solo en toda la película.

"Silk" comienza de forma prometedora, presentando una historia bastante original para tratarse del típico cine de fantasmas oriental. Lamentablemente la segunda hora del film discurre por unos derroteros demasiado conocidos para el espectador medio de este tipo de cine. Y es que para nuestra desgracia la cinta pasa de ser una interesante producción de ciencia-ficción sobrenatural,con ciertas dosis de misterio, a una copia desvergonzada y melodramática de "Ju-On".
Una verdadera pena y una decisión nefasta, que a la postre deja un regusto amargo en el espectador.







 


2 comentarios :

Rafa Hernández dijo...

oye horrorfanatico la segunda que recomiendas la de black house es de cine asiatico tambien??No la conozco

HORRORFANATICO dijo...

Si,japonesa para más señas.El título en V.O. es Kuroi ie,del 99'. Está bastante potable.Un saludo.

Comentarios,amenazas,agradecimientos...