Los 10 carteles de terror pintados a mano más hilarantes



En la década de los 80 el videocasette se introdujo en Ghana como soporte cinematográfico. La práctica totalidad de la ciudadanía tenía muy difícil,por no decir imposible adquirir un reproductor de vídeo. Además el mercado de distribución era muy restringido y las copias de los estrenos americanos llegaban con cuentagotas.
Para satisfacer las necesidades cinéfilas de los ciudadanos se creó una pequeña red de distribución y exhibición de largometrajes itinerante. Los empresarios viajaban de ciudad en ciudad proyectando películas en clubes sociales,casas e incluso al aire libre. El equipamiento con el que estos cines móviles contaban era escaso (televisor,vídeo y generador de electricidad).Aún así los detalles se cuidaban al máximo, y uno de ellos era el de los pósters.
Los empresarios necesitaban llamar la atención de los potenciales espectadores,por lo tanto solían contratar a algún artista local para crear los carteles promocionales.
El dibujante tenía completa libertad a la hora de componer la obra. Podía usar imágenes del filme o  añadir otras para impresionar a la gente, aunque éstas no tuvieran nada que ver con la película.

Los diseños por lo general se realizaban con óleo sobre una tela ya que era un soporte fácil de enrollar y de transportar.

En esta clase de cines se proyectaban por lo general largometrajes de tres géneros: acción ( en su mayoría cintas de serie-b), producciones de Bollywood y terror.

A continuación repasaremos 10 carteles de terror pintados a mano hilarantes e irrepetibles.






Los estudios promocionaron ferozmente Freddy contra Jason. "Teasers", trailers y sobre todo muchos carteles promocionales bombardearon a los espectadores durante meses. Lamentablemente los responsables no se rascaron demasiado la cabeza, y la mayoría de los diseños eran poco imaginativos y bastante parecidos entre si.

Los dos carteles africanos sin embargo son mucho más interesantes. En en primero podemos observar la típica explosión de las carátulas del cine de acción de serie b, acompañada por una mujer indefinida con las cuencas de los ojos vacías,junto a la efigie de Jason Woorhees con una máscara de hockey que tiene nariz propia.

El segundo,mucho más jugoso,mezcla la manida imagen de los dos antagonistas con una especie de reptil bizarro cruce de serpiente y oruga, que recuerda vagamente a la transformación que sufre Freddy Krueguer en "Pesadilla en Elm Street 3".



Peter Jackson fue capaz de rodar  "Bad Taste" (1987) con algo menos de 30.000 euros. Cinco años después multiplicó por diez su presupuesto para llevar a cabo "Braindead". Sin embargo,observando los carteles promocionales de la película, queda claro que el dinero se invirtió íntegramente en maquillaje y efectos.

Las versiones africanas no tienen desperdicio.Desde una copia asimétrica del original americano pasando por miembros amputados, tentáculos con ojos y zombies canosos.


¿Quién hubiera pensado que un filme tan mediocre como Leprechaun llegaría a tener 6 secuelas y una precuela en ciernes?
Siendo sinceros, prácticamente nadie. Quizás la razón de este éxito sea la gran distribución internacional que tuvo esta cinta protagonizada por una debutante Jennifer Aniston.
En el cartel original solo salía Warwick Davis (el actor que da vida al duendecillo), pero con el paso del tiempo, y la subida al estrellato de la Aniston, la actriz californiana acabó por acaparar todo el protagonismo en las nuevas ediciones.
A día de hoy se conservan dos versiones africanas. En una el supuesto duende lleva un sombrero completamente diferente, ha pasado de rubicundo a albino y para colmo su rostro parece sacado del molde de una máscara china; por no hablar del oficial moribundo con el ojo colgando intentando escapar del hoyo en el que ha sido enterrado.
En la otra el villano es mucho más reconocible.Para añadir algo más de dramatismo, el artista decidió hacer una versión caníbal del irreductible irlandés, eso si, sin perder los modales,puesto que aparece comiendo con tenedor y agarrando el brazo amputado con el dedo meñique elevado,señales sin duda de educación y urbanidad.

Parece ser que la saga completa de "El muñeco diabólico" se exhibió en estos cines portátiles (dejando a un lado las versiones modernas cómicas de los últimos años).
Si algo tenían los carteles originales era el terror que infundían. Chucky blandiendo un cuchillo,cortando la cabeza de un desafortunado muñeco de la competencia o simplemente exhibiendo su siniestra sonrisa.


Los carteles africanos son mucho más macabros,exceptuando el tercero (una copia deforme del diseño de la tercera parte).
En uno ellos podemos ver a un Chucky de incisivos prominentes y peinado ahuecado con laca y secador, atravesar la mano de una pobre infeliz con un cuchillo de 40 cms, mientra sujeta con su mano izquierda una pistola humeante.
La palma sin embargo se la lleva el segundo,un cartel al más puro estilo holocausto caníbal, en el que podemos ver al muñeco arrastrando el cadáver desnudo de una aborigen, mientras un niño hindú presencia la escena en la puerta de ¿un tren? Sin duda para quitarse el sombrero.


"Noche de miedo" (1985) fue una de las películas de vampiros más emblemática de los ochenta, y recibió uno de los carteles más originales y reconocibles de la historia del cine de terror. 

El diseño africano es uno de los casos más extraños y desconcertantes que servidor ha visto. Un rip-off descarado de la portada del juego de Konami "Pro Evolution Soccer 3", protagonizada por el alopécico colegiado Pier Luigi Collina.
Resulta complicado adivinar en qué estaría pensando el responsable de esto cuando decidió cambiar a Chris Sarandon por el árbitro boloñés.
El caso es que no solo lo hizo,sino que además aderezó su creación con unos cuantos elementos indispensables para aterrorizar al personal: cicatrices,miembros cercenados y armas blancas.


Si algo caracterizó al proyecto "Grindhouse" de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino fue lo arriesgado de su planteamiento y la gran campaña viral que acompañó a su estreno. 
La piedra angular de la campaña publicitaria fueron sin duda los llamativos carteles que en la mayoría de los casos se inspiraban en el cine de bajo presupuesto de los años 70.

En los carteles africanos optaron por seguir mostrando desmembramientos y machetes, aunque en esta ocasión también reservaron espacio para una Rose McGowan con sobrepeso acompañada de un tipejo al que le han realizado una trepanación craneal a través de su ojo izquierdo. Y qué decir del otro cartel,más propio de un local de striptease clandestino de periferia que de una película comercial;por no hablar de lejano parecido de la mujer (con cambio de tinte capilar incluido) con la protagonista del filme.



Tras una secuela poco afortunada, los productores decidieron dar un giro de 180º a la franquicia y trasladar la saga de los niños satánicos a la urbe. La idea sin duda fue un completo disparate y los carteles promocionales no hicieron más que aumentar la sensación de que esta adaptación de Stephen King estaba dando las últimas bocanadas.
Los diseños africanos son sin duda mucho más atractivos y apocalípticos.
En el de la izquierda podemos ver a una mujer (o eso parece a juzgar por el sostén que lleva) con cara felina y un evidente problema de parásitos capilares, compartiendo protagonismo con una especie de zombie con poderes místicos que sujeta una cabeza guillotinada que a su vez está mordiendo una mano amputada. Brillante sin duda.
El de la derecha recurre a una imagen reptiliana que ya vimos en el cartel de "Freddy vs. jason", en esta ocasión dando su merecido a unos cuantos muchachos con pinta de haber atajado por donde no debían.




Otra de esas sagas incomprensibles, y más aún teniendo en cuenta que el principal baluarte de la misma, la atractiva actriz canadiense Natasha Henstridge, abandonó el barco tras la segunda entrega.
En esta tercera parte de la franquicia de alienígenas libidinosas asesinas, la reducción del presupuesto fue drástica,algo que cualquiera puede apreciar echando un vistazo a un casting repleto de actores desconocidos y a unos carteles más que discretos.


Las versiones africanas sin embargo, son de lo más interesante. En una tenemos a una mujer culturista ligera de ropa practicando una trepanación a un pobre infeliz,mediante una especia de tentáculos al más puro estilo Otto Octavius. La imagen de la parte inferior sirve para ilustrar la segunda versión del cartel, en la que un hindú desmembrado se las tiene que ver con un tipo permanentado de lengua viperina, que,evidentemente, no aparece en la película ni por asomo.

Sin duda "Slither" es uno de los mejores y más logrados homenajes al cine de serie-b. que se han hecho últimamente. Efectos logrados,humor,sangre...la película lo tenía casi todo, y los carteles publicitarios estaban sin duda a la altura.


Uno de los protagonistas de la película,Michael Rooker, de actualidad por su papel de Merle Dixon en "The Walking Dead", sufre una horrenda mutación  causada por unos parásitos espaciales.
Eso explicaría la inclusión de esa especie de medusa alienígena en dos de los tres carteles, pero ¿el perro? ¿y el tipo desmembrado tomado del cartel de "Species 3"? Son misterios que jamás serán resueltos.



En ocasiones el terror más básico es el más efectivo, y ¿acaso hay existe algo más terrenal y aterrador que un perro enajenado tras contraer la rabia? Pues ese precisamente era el argumento de esta adaptación de Stephen King que consiguió que una generación entera de jovenzuelos temiera a los perros más que un empresario a un inspector del fisco.
"Cujo,el perro asesino"; así reza el subtítulo del cartel africano. Una precisión necesaria, ya que el aspecto del chucho que aparece en el póster se acerca más bien al de un animal abotargado tras haber ingerido 2 kilos de espaguetis a la boloñesa que al de una descontrolada máquina de matar. Eso por no hablar de la raza del can. No hace falta ser un experto en la materia para apreciar que el animal  dibujado de San bernardo tiene poco.
Estos detalles dejan en un segundo plano a la mujer de rasgos orientales, cuyo parecido con la rubia Dee Wallace Stone (madre del niño protagonista) es más bien lejano.


4 comentarios :

David lordofvhs dijo...

excelente dossier buen resto de semana

Marina Cuadrado dijo...

Vaya posters XDDD. el de Cujo es el mejor sin duda,el pobre perro para que está agonizando

Sergio Mora dijo...

aajaajaaaajajajajaajja notable el de fright night
PES 3.

HORRORFANATICO dijo...

Voto por Collina como sustituto de Tobin Bell en el remake de Saw ;)

Comentarios,amenazas,agradecimientos...