Original vs Remake: Maniac



En 1980 un joven director de 22 años salido de la industria del cine para adultos dio el salto al cine comercial con "Maniac", una cinta de presupuesto reducido (350.000$) que pronto se convirtió en una obra de culto gracias a su realismo y brutalidad. Ese realizador era William Lustig,conocido por dirigir la saga "Maniac Cop"y por estar detrás de largometrajes como "Vigilante" (1983) o "Muerto el 4 de Julio" (1996).

Dos de los aciertos más grandes del filme fueron la elección de Joe Spinell (a la sazón responsable del guión) para el papel del enajenado italoamericano Frank Zito, y la contratación de Tom Savini para el apartado de maquillaje y efectos.

Pocos aficionados al cine de terror hubieran apostado hace unos años a que una película tan cruda y violenta podría tener un "remake" hoy en día. De ser así todos pensamos que probablemente acabaría convirtiéndose en un slasher diluido protagonizado por algún actor venido a menos,como ya ha ocurrido con otros clásicos.

Nuestros temores aumentaron exponencialmente cuando Alexandre Aja anunció que Frank Kalfhoun,conocido por dirigir la irregular "Parking 2" (2007) y el infravalorado thriller "Wrong turn at Tahoe" (2009),se pondría detrás de las cámaras para perpetrar un "remake" del largometraje de Lustig.

Con 6.000.000$ para gastar y Elijah Wood como villano principal,¿habrá conseguido esta versión superar a su predecesora o será otro pobre "remake" más que acabará olvidado en las estanterías de los videoclubs y centros comerciales?


          

Una de las decisiones que levantó más ampollas entre los seguidores de la película original, fue la elección de Elijah Wood como Frank. Viendo la película nos damos cuenta de que los productores se quisieron desmarcar desde un principio del estereotipo de asesino desaliñado,feo y vulgar para jugar la baza del joven frágil y aparentemente inofensivo.
Una opción más que respetable y que sorprendentemente funciona. Elijah Wood cumple,pese a que no vemos su rostro demasiado,ya que en el 80% del largometraje se opta por usar una vista subjetiva cuando el pequeño actor entra en acción.

No obstante,pese a realizar un trabajo eficaz,su actuación está a años luz de la de Spinell. El rostro bañado en sudor,las cicatrices de acné,el pelo grasiento,sus gestos y ademanes de lunático son insuperables.
Como muestra de ello tenemos una de las escenas iniciales en las que Frank Zito pierde los estribos y acaba estrangulando a una inocente muchacha.
Como podréis comprobar las muecas de Spinell son impagables.



video


Si había un aspecto mejorable de la cinta original ese era la banda sonora. Sin ser un despropósito,las melodías se nos antojaban demasiado genéricas,y aunque encajaban bastante bien dentro del tono macabro y oscuro del largometraje,estaban lejos de ser memorables.
Ese punto se ha mejorado sustancialmente en el filme de Kalfhoun,algo que podemos apreciar desde los créditos iniciales hasta la surrealista escena final.

video



Estamos hablando de un filme sobre un maniaco homicida con un trauma sexual bastante grave, por lo tanto resulta inevitable que en algún momento aparezca una mujer ligera de ropa.
En el largometraje de 1980,pese a lo que pueda parecer,los desnudos son prácticamente inexistentes; tan sólo en una ocasión veremos a una de las víctimas quitarse el sostén.
En la cinta producida por Aja,la carga erótica,sin ser exagerada,es mucho mayor que en su predecesora,algo que sin duda más de un espectador agradecerá.

video




En ambas películas las muertes son bastante gráficas y crueles,pero mientras Elijah Wood acaba con sus víctimas casi siempre con una cuchilla,Joe Spinell no le hace ascos a las armas de fuego.
De memorable se puede tildar la escena del coche en la que Spinell acaba con el mismísimo Tom Savini de un certero disparo en la cabeza con su vieja escopeta.

video


El trabajo de Tom Savini es sin duda impecable, y más teniendo en cuenta el poco dinero con el que contó para llevar a cabo prótesis y maquillajes. Sin embargo hay que reconocer que la mezcla de efectos digitales y tradicionales que usa la nueva película es a la postre bastante superior y más realista.

video


"Maniac" (1980) es y será siempre una película de culto recordada por una violencia políticamente incorrecta para la época y por la soberbia actuación de su actor protagonista.
 Este "remake" seguramente jamás llegará a alcanzar ese estatus. Aún así logra superar a su predecesora en muchos aspectos. Técnicamente es muy superior,y adelantos al margen,tanto la dirección como la fotografía y el guión están mucho más pulidos que en la obra de Lustig.
Puede que los puristas del género se lleven las manos a la cabeza,pero de sabios es reconocer que este "Maniac" funciona y sin duda es el espejo en el que deberían mirarse el resto de los "remakes" que a buen seguro llenarán la carteleras de los cines en los próximos años.

1 comentarios :

Erblast dijo...

Concuerdo totalmente, aunque en el cambio radical de los actores me parece que el remake maneja un temor más latente que sólo la apariencia del asesino que se puede ver en el clásico, y en este caso cumple una funcion de infundir miedo porque Frank (Elijah) el aparentemente chico inocente es un asesino. En realidad uno nunca sabe cuando se cruza con un maniático y hay mucho terror en lo que no se muestra que en lo que sí.

Comentarios,amenazas,agradecimientos...