Traducciones infernales volumen 2



Películas como "Tiburón" (1975), "Tarántula" (1977) o "Piraña" (1978) contribuyeron enormemente al resurgir del sub-género conocido como "monster movies". Una de las películas que trató de aprovechar la coyuntura fue "Alligator",una serie b más que entretenida en la que una cría de cocodrilo lanzada por el retrete crecía desproporcionadamente en las alcantarillas de Chicago tras ingerir ratones tratados con hormona de crecimiento. Una trama disparatada solo comparable a la nefasta traducción que recibió el filme en España.



Umberto Lenzi,conocido sobre todo por sus incursiones en el género del canibalismo ("Comidos vivos", "Caníbal Feroz),dirigió en 1980 esta sangrienta película de zombies en la que un accidente de avión desencadenaba una plaga de zombies contaminados por  una extraña radiación. 
Comercializar una película de muertos vivientes sin que en su título aparezca la palabra "zombie" hay que reconocer que es una estrategia algo temeraria,así que en el resto del mundo se las ingeniaron para adaptar la traducción para que el resultado final fuese más llamativo. 
La palma,como no podía ser de otra manera,nos la llevamos en España. Aún seguimos preguntándonos por que eligieron "atómicos" en lugar de "radioactivos".


"The Godsend" (1980) se podría encuadrar dentro del sub-género "niños malvados" dentro del cual destacaron filmes como "La mala semilla" (1956),"La semilla del diablo" (1968) o  "La Profecía" (1976). 
En este largometraje británico la trama se centraba en la familia Marlowe y su decisión de hacerse cargo de una recién nacida abandonada por una enigmática mujer. Bonnie,que así se llamaba la pequeña terminaba convirtiendo la vida de sus padres de adopción en un auténtico infierno.
Las traducciones que recibió esta cinta fueron de lo más variopinto,con la Española encabezando el "ranking" de vergüenza ajena. El cartel español rezaba lo siguiente: "Un regalo del cielo...¡o una maldición del infierno!".Demasiado largo (y pedante) debieron pensar,así que al final eliminaron la primera parte de la frase sin inmutarse,y el resultado no pudo ser más nefasto.


Las obras de Jesús Franco son conocidas por su alto contenido erótico,su bajo presupuesto y sus múltiples traducciones. En 1981 el director español dirigió  "Die säge des todes", un "slasher" en toda regla, rodado en la Costa del Sol.
El asesino de la película hacía uso de una sierra para despedazar a sus víctimas, lo cual queda reflejado en el título original. 
En España decidieron optar por la vía erótica con "Colegialas Violadas", sin embargo en esta ocasión el premio al oportunismo va a parar al país transalpino con "Profonde tenebre" una mezcla desvergonzada de "Profondo Rosso" (1975) y "Tenebre" (1982), éxitos de Dario Argento.


Una reportera acepta la invitación del extraño propietario de un museo para pernoctar en una misteriosa mansión junto a sus dos amigas. Lo que no sabe es que el sótano de la casa alberga un terrorífico secreto. Y lo que no sabían en España es que no se debe desvelar la identidad del villano mostrando su rostro en el cartel promocional de la película.Una torpeza que recuerda a la perpetrada en el cartel de "El aviador nocturno".
Al margen de este censurable hecho,la traducción española deja bastante que desear,sin llegar eso si, al nivel de la finlandesa: "Fuerza invisible"; ahí queda eso.



El siempre efectivo Michael Ironside protagonizó esta cinta de terror ochentera en la que encarnaba a un asesino misógino que siembraba el terror en un hospital mientras intentaba acabar con la vida de una periodista conocida por defender a ultranza los derechos de la mujer. 
El título americano es original,aunque poco impactante. Quizás la versión francesa sea la más acertada,pese a ser bastante genérica.
En el extremo opuesto se encuentra la traducción Sueca: "El asesino se da la vuelta"...acongojante.


En 1985 Stuart Gordon saltó a la fama dirigiendo "Re-animator". 12 meses después se puso de nuevo detrás de las cámaras para adaptar otro relato corto de H.P. Lovecraft : "From Beyond".
En España optaron por la "exploitation" más desvergonzada en un intento desesperado por confundir al espectador haciéndole creer que estaba ante una secuela de las peripecias del doctor Herbert West. Siendo bochornoso,el título español queda eclipsado por la versión mejicana: "El perfil del diablo". ¿Será por que el doctor Pretorius aparece en el cartel de perfil? Esperemos que no.

Como ya hemos visto en otras ocasiones,las traducciones literales,por evidentes que parezcan,no siempre son la primera opción de las distribuidoras. 
En el caso de "The hitcher" lo tenían muy fácil, sin embargo prefirieron decantarse por una alternativa más rockera y aprovecharon el tirón ochentero del grupo AC/DC para quedarse con "Carretera al infierno".
Sin duda deberían haber tomado nota de lo que hicieron en Brasil con su inconfundible: "La muerte hace dedo". Sencillamente fantástico.


Tras trabajar como asistente de Dario Argento en películas como "Tenebre" o "Phenomena",Michele Soavi se destapó como un competente director con "Deliria" un "giallo" de guión simple pero efectivo que consiguió aterrorizar a miles de espectadores a finales de los ochenta.
La película narraba las andanzas de un demente que hacía la vida imposible a un grupo de actores de teatro. El problema  fundamental de este perturbado consistía en que era incapaz de discernir entre la realidad y sus episodios de delirio,de ahí el título de la versión original.
Es España se optó por comercializar la película aprovechando el subtítulo que usaron algunas distribuidoras estadounidenses (Stage Fright: Aquarius), lo cual aportaba pocas pistas al espectador sobre la trama.
En esta ocasión son los franceses quienes consiguen ruborizarnos con "Bloody bird" que más bien parece el título de una "monster movie" casposa de Asylum Pictures que un "giallo" a la antigua usanza.


Curas asesinados en masa mientras pecaban por un demonio con la capacidad de adoptar el aspecto de una hermosa mujer. Esa era la premisa de esta pasable cinta de terror americana que tomaba prestados bastantes elementos de "El exorcista". 
En esta ocasión el título hace alusión al nombre que recibe en el largometraje el demonio homicida :"The unholy".
Las distribuidoras en España vendieron el VHS como "Reto al diablo",un título sonrojante,únicamente superado por el génerico "Sobrenatural" que emplearon en Italia.


0 comentarios :

Comentarios,amenazas,agradecimientos...