VHS HELL vol.1


Comenzamos una nueva sección con "VHS Hell", un espacio donde repasaremos las carátulas de terror más chapuceras e hilarantes en este adorado soporte.

Antaño, como todos sabemos, la carátula de un VHS cambiaba bastante dependiendo de la distribuidora propietaria de los derechos del filme en cuestión, o del país donde se fuera a comercializar. Es por ello que el cinéfilo se podía encontrar en su videoclub de cabecera con varias copias del mismo largometraje con carteles completamente diferentes.

En ocasiones los trabajos que ilustraban las portadas eran auténticas obras de arte, pero a veces bien por falta de dinero o por simple dejadez, el resultado dejaba bastante que desear.

"Alice,sweet Alice" (1976) o como se tradujo en España de modo más que discutible "El rostro de la muerte", fue una correcta película de terror que contaba como una niña (Brooke Shields) era asesinada el día antes de su primera comunión y como todas las sospechas recaían en su hermana mayor.

Lo interesante de este filme es que gozó de una amplia distribución en el mercado doméstico, lo que se tradujo en un sinfín de caratulas dispares donde las haya.

Así pudimos ver desde el típico cartel soso con las caras de todos los protagonistas (España),a uno extrañamente similar al de la película "Black Roses" (Francia), pasando por el típico giro erótico-homicida (Suecia).


Todas ellas correctas al fin y al cabo, y si las comparamos con el resto,incluso podríamos considerarlas obras de arte; y sino observad las siguientes cuatro carátulas, donde podemos ver a un asesino tipo "Michael Myers" apuñalando a un voluminoso individuo,a una niña en primer plano que parece dibujada con lápices de colores "alpino" por un orangután ebrio y sobre todo la última y más aterradora de todas,con el mismo individuo de gran tonelaje sosteniendo un abanico chino,escoltado por una mujer enmascarada de aspecto inquietante.
"Invisible Strangler" (1976), también conocida como "The astral factor", fue un thriller de ciencia-ficción bastante mediocre cuyo mayor aliciente era la presencia en su reparto de Sue Lyon, más conocida como la Lolita de Stanley Kubrick. El guión de la cinta era de lo más simple: un tipo de infancia difícil es condenado a prisión por el estrangulamiento de varias mujeres,incluido el de su propia progenitora. Sin embargo su estancia entre rejas será efímera, ya que, gracias a sus conocimientos místicos consigue hacerse invisible y abandonar el cautiverio para dar buena cuenta de las cinco mujeres que testificaron en su contra.

Desgraciadamente el disparate de la trama se vio reflejado en las carátulas elegidas para la distribución de este bodrio.

El cartel original es bastante llamativo,pero las versiones en VHS nos dan pie a pensar que estamos ante tres películas diferentes: una bélica de serie-b con protagonista bronceado armado hasta los dientes,un drama de sobremesa y una película de terror erótico de esas que programaban en la década de los noventa a altas horas de la madrugada.

"Shock" (1977) fue una entretenida cinta de terror dirigida por el maestro italiano Mario Bava que padeció dos de los problemas más comunes a finales de los setenta y principios de los 80: la traducción libre e interesada de su título,como hemos podido comprobar en la sección "Traducciones Infernales" , y la dejadez más absoluta a la hora de elaborar una carátula convincente para su introducción en el mercado doméstico.

El cartel original no tenía nada de malo, por eso sorprende su sustitución por otros tan pobres que usaron fotogramas de la película para ahorrarse contratar a un artista competente. 
Claro que a veces es mejor eso que encargar el trabajo a un pintor de brocha gorda sin pudor que termina colocando tras una puerta la gigantesca cabeza en llamas de un niño tipo "El pueblo de los malditos".

Todos conocemos a Mickey Rooney de su etapa como estrella juvenil acompañando a Judy Garland,sin embargo su carrera adulta ha pasado siempre más desapercibida.

Lo realmente interesante de su última etapa en la gran pantalla fueron sus incursiones en el cine de género, y una de ellas fue esta pequeña producción conocida como "The manipulator", un filme en el que Rooney daba vida a un maquillador de cine perturbado que acababa secuestrando a una joven intérprete y obligándola a representar escenas de la obra de teatro que él mismo había escrito.

Una rareza solo a la altura de esa carátula de VHS en la que un barbudo Rooney con cara de buen samaritano observa como una joven hace las veces de gignol. ¿La película se llama "El manipulador" no? Entonces qué más podemos pedir.


"Robovampire" es una desvergonzada "exploitation" del filme "Robocop" con un guión muy parecido a la obra de Verhoeven,pero con esos toques de serie-b que hacen de ella un despropósito de proporciones bíblicas.

Aquí tenemos a un agente de narcóticos revivido mediante ingeniería robótica al más puro estilo Alex Murphy. Su primera misión será rescatar a una bella agente infiltrada de las garras de unos narcotraficantes mafiosos que en sus ratos libres se dedican a realizar experimentos genéticos que han dado como resultado una raza de vampiros orientales con muy mal café.

Viendo el segundo y el cuarto cartel uno se pensaría que el cyborg protagonista es calcado al de la película hollywoodiense. Lamentablemente su aspecto se corresponde exactamente con el tercero,es decir el de un tipejo enfundado en un traje de nylon revestido de pintura metalizada y a cuyo casco se le ha adherido una antena de coche robada de un "punto limpio".


Un carnicero desequilibrado sale del manicomio dispuesto a comenzar una nueva vida,pero al final acaba matando a su mujer y convirtiéndola en chorizos para evitar que la policía encuentre el cadáver.
A grandes rasgos ese era el punto de partida de esta cinta italiana cuya carátula americana hubiese escandalizado a más de una asociación feminista.



Antes de "Black Christmas" (1974) Bob Clark dirigió una de las películas de zombies más olvidadas e interesantes de la década de los 70: "Crimen en la noche".
La cinta seguía los pasos de un joven soldado dado por muerto en la guerra de Vietnam que un buen día regresaba al domicilio paterno un tanto cambiado.

Como podemos observar cada país sacó su propia carátula. Algunas se acercaban más al cine italiano de policías de los 70 y otras pasarían perfectamente por clones de "el exorcista" , pero ninguna supera ni de lejos a la segunda versión americana donde un soldado de tez azulada se desangra mientras flota sobre un cementerio que parece estar situado en un atolón del Pacífico.


"Blood Shack" (1972) es un "slasher" setentero hecho con cuatro centavos y rodado en una sola localización en el que una mujer heredaba un erial donde se levantaba una destartalada casa maldita.
La maldición consistía en que de vez en cuando un individuo vestido de ninja salía de su escondite y perseguía machete en ristre 
a todo aquel que osaba acercarse al chamizo. 
Las actuaciones eran infames y la producción tercermundista. Minucis si lo comparamos con el tercer cartel en el que un hiper musculado individuo de torso desnudo (que jamás aparece en la película) se cierne amenazante sobre nuestras cabezas.



De una película infame solo pueden salir carteles infames. Esta frase lapidaria se puede aplicar al 100% con "The alien dead" (1980) un filme de serie-Z en el que un meteorito convierte a unos palurdos sureños en zombies sedientos de sangre humana (aunque tampoco hacen ascos a la sangre de reptil).

El cartel a lo "Posesión infernal" es ciertamente desconcertante ya que la película de Raimi se estrenó un año después que la que nos ocupa,sin embargo no es en absoluto el peor de todos. La palma se la llevan la portada pseudo-erótica con delantera femenina al descubierto y la última de todas,cuya técnica nada tiene que envidiar a la de las pinturas rupestres de Altamira.

Otro relato de Clive Barker aprovechado a medias en parte debido a un presupuesto más que reducido. Y ya se sabe que cuando el dinero escasea, el último lugar donde se suele invertir es en cartel promocional.

Quizás por eso los carteles de "Rawhead Rex" nunca fueron demasiado llamativos, y por lo tanto, no es de extrañar que los VHS fueran aún más pobres si cabe.

Destacan negativamente sobre todo el tercero (un pastiche que usa como base el cartel original y pega sin complejos la prótesis de látex usada para simular la cabeza arrancada de una de las víctimas) y el cuarto (donde el lugar del demonio lo que parece estar mirándonos es un primate adicto al crack,con los ojos inyectados en sangre).




4 comentarios :

Milord Teum dijo...

pufff ,,,mi paraiso como bien rezaba mis antiguos nombres Lovhs y despues Lordofvhs, antes de mi retiro ,me parece genial todas estas secciones y de informacion , felicidades por el nuevo rumbo del blog y feliz SS hermano

Jason Vorhees dijo...

Ha mi me gusto Alien Dead, de hecho creo que os ha faltado una portada (mi favorita) donde se ve la cara y mano de un zombie con un fondo purpura

David T. dijo...

Me alegro de que te guste.Feliz fin de semana Lord.

David T. dijo...

Es que esa portada a la que aludes es de una edición en DVD si no recuerdo mal.De todos modos gracias por el apunte. (;

Comentarios,amenazas,agradecimientos...