Posterexploitation volumen 19



Siempre se ha dicho que todos tenemos un doble que vive en el otro extremo del mundo. Lo mismo pasa con los carteles de cine de terror; todos tienen (al menos) uno con el que guardan un cierto parecido más que sospechoso.
Eso es lo que repasamos en "Posterexploitation", los carteles del cine de género que copian sin pudor el diseño de otros. 



Meterse en una gruta, cueva o similar suele ser sinónimo de muerte en el cine de terror. Oscuridad, claustrofobia,presencias extrañas...estos lugares lo tienen todo para provocar un accidente cardiovascular al más intrépido de los actores de reparto. 
Es por ello que la tan manida imagen de la luz al final del túnel suele ser algo que nos reconforta y nos alivia. 
Lo malo es que, en ocasiones, además de la luz del día también atisbamos la silueta de un demente o de un espectro de aspecto escalofriante.
Ahí es cuando sabemos que no saldremos de una pieza.


Esta idea más o menos es en la que se basan estos tres carteles que vemos justo encima.
No se puede negar que los tres parecen sacados del mismo molde. 
En teoría el "found footage" "Terror en Chernobyl" fue la primera en estrenarse de las tres, así que daremos el beneficio de la duda a los que diseñaron el cartel.
"Freaked", o como se tituló de forma lamentable en España "La disparatada parada de los monstruos", es una de las comedias más hilarantes y disparatadas de la década de los 90, y al mismo tiempo una de las más desconocidas.
Su guión era de lo más delirante: una antigua estrella infantil que ahora trabaja como portavoz de una despiadada compañía de fertilizantes se topa con un circo cuyo dueño utiliza esos mismos productos químicos para transformar a la gente en mutantes para su show.


En el cartel promocional de la película podíamos ver a los protagonistas de la película sobre un fondo azul, con las letras rojas del título en posición central.
Esta misma fórmula la usó más de una década después la comedia "slasher" "Club Desmadre", y años más tarde la espantosa comedia española "Tenemos que hablar". Hasta la Warner Bros. tiró de hemeroteca a la hora de  montar el cartel de su filme de animación "Cigüeñas".



Ante una situación de pánico la gente reacciona de forma muy diferente. A unos les da por poner pies en polvorosa y a otros por esconderse debajo de la mesa.
Sin embargo les hay que ni siquiera reaccionan y se quedan hechos una bola, en posición fetal, esperando lo inevitable.



Las mujeres de estos tres carteles a parte de estar en cueros (el desnudo femenino vende, lo sabemos bien), aparecen en el centro del cartel y prácticamente en la misma posición.
La única diferencia que vemos es que en el cartel de la película india, la expresión de la actriz parece más propia de una película tipo "Instinto Básico" que de un filme de fantasmas de pelo largo a lo "The Ring".
"Webmaster" fue una película danesa de ciencia-ficción futurista bastante aceptable con una estética cyberpunk que bebía de filmes como "Blade Runner" o "Días Extraños".
Su cartel está lejos de ser una obra maestra; de hecho parece más el típico diseño de esos filmes baratos y chapuceros directos a vídeo de los 90 que podíamos encontrar en los expositores giratorios de cualquier gasolinera.


Por eso resulta extraño comprobar que ese mismo diseño ha sido reciclado y reutilizado en dos recientes producciones de terror: la mediocre "Dimples" y la interesante "Cybernatural", también conocida como "Unfriended".
Después de Mick Garris, Frank Darabont es el director que más veces ha llevado al cine un relato de Stephen King. Lo que está claro es que sus adaptaciones han sido las más afortunadas.
Quizás "La niebla" sea la más floja de todas, pero aún así es una cinta más que correcta, con un final de lo más impactante.



Sin ser nada del otro mundo, el cartel de la película cumplía su función, y nos alertaba del misterioso peligro que acechaba a los protagonistas fuera del supermercado donde estaban atrincherados.

Pues bien, años después, la producción española de ciencia-ficción "Los últimos días" calcaba el diseño, cambiando a Thomas Jane y a su hijo por el omnipresente José Coronado y su secuaz en la ficción Quim Gutiérrez.

0 comentarios :

Comentarios,amenazas,agradecimientos...